Síguenos:

Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los grupos electrógenos en los almacenes de medicamentos

En este post, vamos a destacar otro de los usos de extremada importancia de un grupo electrógeno. Se trata del papel que juega dentro de la instalación eléctrica de un almacén de productos farmacéuticos, particularmente de medicamentos.

En varias ocasiones se ha destacado la importancia de la instalación de los grupos electrógenos en los Hospitales, no en vano, su uso en emergencia es obligatorio por normativa. Si se produce un fallo en el suministro eléctrico de la red general en el transcurso de una intervención quirúrgica, y no se dispusiera de otra fuente de energía alternativa en emergencia, las consecuencias serían catastróficas.

En este post, vamos a destacar otro de los usos de extremada importancia de un grupo electrógeno. Se trata del papel que juega dentro de la instalación eléctrica de un almacén de productos farmacéuticos, particularmente de medicamentos.

Grupo electrógeno instalado en el exterior del almacén de medicamentos
Grupo electrógeno INMESOL II-110 instalado en el exterior del almacén de distribución de productos farmacológicos en Werne (Alemania)

El proceso de distribución de medicamentos desde el laboratorio donde se fabrican hasta que se dispensan, está perfectamente regulado mediante normativa y documentos de referencia aplicables en todas sus etapas, para garantizar la calidad del medicamento a la hora de su consumo.

En este sentido, existe una estricta regulación que obliga que las condiciones ambientales y de seguridad de la conservación de los medicamentos sea la adecuada.

En un almacén de productos farmacéuticos, para conservar adecuadamente los medicamentos, deben tenerse en cuenta los siguientes factores ambientales: luz, humedad y temperatura.

Interior de un almacén de distribución de productos farmacológicos en Werne (Alemania)
Interior de un almacén de distribución de productos farmacológicos en Werne (Alemania)

Existen muchos medicamentos que sufren degradación con la luz solar y es conveniente almacenarlos con sus envases originales y alejados de ventanas y puertas.

La humedad, es otro de los factores que influye en las condiciones de estabilidad de los medicamentos, por eso es conveniente no almacenarlos en contacto con paredes o muros y dejar espacios abiertos entre ellos.

Y por último, el factor más importante a tener en cuenta es la temperatura, ya que todos los productos a conservar requieren un ambiente con temperatura controlada. Hay medicamentos cuya temperatura idónea es de 20-22ºC, y otros, como la insulina, que se deterioran a temperatura ambiente y que deben de ser conservados en frigoríficos o congeladores.

En Werne, Alemania, una empresa distribuidora de productos farmacéuticos adquirió recientemente un grupo electrógeno INMESOL modelo II-110 en emergencia con la red, justo para alimentar los equipos de refrigeración que almacenan este tipo de medicamentos termolábiles.

Almacén de distribución de productos farmacológicos en Werne (Alemania)
Almacén de distribución de productos farmacológicos en Werne (Alemania)

El control del grupo electrógeno se encuentra en un armario dentro de la sala de máquinas.

En la imagen se aprecia dicho cuadro de control con la central DSE 6020 MKII, que vigila la red y hace arrancar al grupo electrógeno cuando se produce fallo de esta, asumiendo la carga de las máquinas frigoríficas durante el tiempo que dure el fallo.

Sala de máquinas del almacén de distribución de productos farmacológicos en Werne (Alemania)
Sala de máquinas del almacén de distribución de productos farmacológicos en Werne (Alemania)